Mitigación de riesgos

Conocer sus posibles riesgos y tener un buen plan de prevención (mitigación) es el primer paso para reducir las probabilidades de sufrir daños a su propiedad después de un peligro natural.

La agencia de Manejo de Emergencias de Carolina del Norte trabaja con personas, dueños de negocios y líderes locales para reducir los impactos de peligros naturales en los hogares, las empresas y estructura de la comunidad. Algunos ejemplos de los esfuerzos de prevención de riesgos son:

  • La compra de viviendas que se encuentran en zonas de alto riesgo,
  • El levantamiento topográfico  de las propiedades expuestas a inundaciones,
  • Dar ayuda en la actualización de los planes de prevención de riesgos locales,
  • Mostrar a empresas otras formas de reducir los riesgos, y
  • Promover las buenas prácticas de crecimiento y construcción fuera de las zonas de alto riesgo.

Para aprender más sobre cómo mantener su propiedad segura, visite a:

Para Individuos

Para Individuos

Es fundamental que las personas y los dueños de negocios conozcan sus riesgos y sepan qué medidas deben tomar para asegurar sus propiedades. Esta información puede ayudar a reducir los daños a la propiedad. También puede facilitar los esfuerzos de recuperación después de un desastre.

Por ejemplo, los habitantes de las zonas bajas pueden considerar un levantamiento topográfico  de su casa para detener los daños por inundaciones. Es posible que puedan obtener fondos federales y estatales para ayudar a compensar los costos. Para saber si reúne los requisitos, comuníquese con la oficina local de manejo de emergencias.

De hecho, las inundaciones son el desastre natural más común en los Estados Unidos. Sin embargo, el seguro de propietarios de vivienda no cubre las pérdidas por inundaciones. Una póliza de seguro contra inundaciones es la mejor manera de recuperarse de una inundación. Los propietarios pueden comprar seguro contra inundaciones sin importar donde viven: las zonas altas, bajas o moderadas de riesgo. También se venden pólizas para los edificios residenciales y edificios comerciales, siempre y cuando la comunidad participe en el Programa Nacional de Seguros contra Inundaciones. También hay coberturas adicionales que le permiten obtener un seguro contra inundaciones a los inquilinos.

Su gobierno local es la primera línea de defensa para las personas cuando se recuperan de los riesgos naturales, sin importar el tipo de daño. Hable con su coordinador local de manejo de emergencias si desea reducir los daños a su propiedad en desastres futuros.

Para las comunidades

Para las comunidades

Para las comunidades, la planificación de la prevención puede ayudar a salvar vidas, facilitar los esfuerzos de recuperación después de los desastres, y a obtener financiación previa y después de un desastre con más rapidez. La idea es que el invertir hoy en buenas prácticas de prevención resulta en ahorros en el largo plazo para los individuos y las comunidades mediante la reducción de los fondos necesarios para la recuperación de emergencia, reparación y reconstrucción.

Un buen plan de prevención puede ayudar a romper el ciclo de daños y pérdidas durante los desastres. Al reducir la posibilidad de daños, se ayuda a las personas, empresas e industrias a comenzar de nuevo con más rapidez después de un desastre . Se pone a la economía local a moverse de nuevo. Una buena planificación de prevención también ayuda a mantener los espacios abiertos, mantener la salud ambiental y crecer actividades recreativas.

Los gobiernos locales que deseen obtener subvenciones de prevención deben crear un plan de prevención de riesgos locales aprobado según las normas estatales y federales. Sólo áreas con planes de prevención pueden obtener fondos de prevención existentes.

Para hablar sobre su plan de prevención de riesgos locales, en contacto con la sección de Mitigación de Riesgos de NCEM al 919-825-2301.

Para las regiones

Para las regiones

Un plan regional de mitigación de riesgos combina los planes de prevención de una serie de condados y sus pueblos y ciudades en un solo plan. Estas jurisdicciones trabajan en conjunto durante el proceso de planificación para hacer un plan común de riesgo basado en peligros similares. Esto puede ahorrar tiempo y recursos para todos los involucrados. También hace que sea más fácil para actualizar el plan.

El desarrollo de un plan de prevención regional ofrece varios beneficios, incluyendo:

  • Ahorros significativos, ya que varios gobiernos  combinan los recursos para crear y actualizar el plan. Además, cuando se solicitan proyectos, muchos pueblos / ciudades pueden unirse para compartir los fondos complementarios relacionados.
  • Una mejor organización y menos trabajo para los departamentos de planificación de los pueblos y ciudades locales.
  • Prioridad de financiamiento. NCEM le da una prioridad más alta a los planes regionales, lo cual aumenta las posibilidades de conseguir un subsidio de planificación de un grupo.
  • Mantener el control local.  Los pueblos y ciudades mantienen su derecho de presentar una solicitud de comunidad local a FEMA para su financiación.