Consejos de salud y seguridad

Para recuperarse de un desastre, se necesita tiempo. La seguridad y el bienestar físico  y mental son las principales preocupaciones. Si hay ayuda, saber cómo conseguirla hace que el proceso de curación más rápido y menos estresante. Su primera preocupación después de un desastre es la salud y la seguridad de su familia. Tenga pendiente los temas de seguridad y el bienestar de su familia.

  • Sea consciente de estar demasiado cansado. No trate de hacer demasiado a la vez. Establezca sus prioridades y mantenga un ritmo. Descanse lo suficiente.
  • Beba abundante agua limpia. Coma bien.
  • Use botas y guantes de trabajo resistentes.
  • Lávese las manos con agua limpia y jabón frecuentemente cuando trabaja en los escombros.
  • Sea consciente de los problemas de seguridad causados ​​por el desastre. Estos problemas se pueden lavar a cabo carreteras, edificios sucios, agua contaminada, fugas de gas, vidrios rotos, cables eléctricos dañados y pisos resbaladizos.

Comuníquese con las autoridades locales de salud y seguridad, incluyendo derrames químicos, cables eléctricos caídos, la erosión hídrica, los humos del aislamiento quemado y animales muertos.